Archivos Fideicomiso

6 nov. 2012

Cuando tenga la tierra...cantaré


En aquel tema musical de Daniel Toro, se resumen nuestras ansias para recuperar lo nuestro, esta lucha por una causa que quiere reparar la injusticia más grande del deporte argentino, como la expoliación del Gasómetro, es una pelea netamente popular que incluso contiene a hinchas de otros equipos de fútbol, que tienen valores. En estas horas uno ha sido invitado a hablar sobre el tema de la Vuelta a Avenida La Plata en distintos medios, la mayoría acompañando con simpatía y sentido de justicia la pelea del Sanlorencismo, otros, los menos, con la mala leche de inventar y poniendo la piedra en el camino para que millones de personas no tengan derecho a los sueños con posibilidades de concretarse.

Algunos hacen campaña con el tema de los vecinos, como si los 12.000 vecinos de Boedo que fueron parte de las 110.000 en Plaza de Mayo el 8 de marzo último fueran marcianos. Algunos hablan de 30 o 40 vecinos disconformes con la restitución de todos los usos históricos, pero no hablan de las más de 5.000 firmas de los vecinos que en el radio de hasta 200 metros del terreno en cuestión apoyan la vuelta total. Negarle a este proyecto netamente popular y lleno de justicia, la posibilidad de que vuelva a tener su uso histórico, es de una bajeza moral increíble.

Si nuestra Democracia funciona así en todos los temas de la vida, estamos mal, porque entonces los medios deberían preguntarle a Alcira Argumedo que hacemos con las AFJP, cuando en las elecciones primarias sacó menos del 1% de los votos. 

Me pregunto si hubo tanta bajada de línea contra la vuelta total de San Lorenzo cuando Argentinos Juniors en el 2003 re-inauguró su cancha luego de 20 años de haber estado cerrada y celebro que haya vuelto a su lugar como debe ser. Me pregunto si la nueva cancha que hará Boca para 100.000 personas sin desarmar “La Bombonera”, es decir que tendrá 2 estadios, se hablará de vecinos. Estoy de acuerdo con que se realice el anhelo del nuevo estadio de Boca, pero no le pongan piedras en el camino a San Lorenzo, porque cada vez seremos más en la calle peleando por lo que nos quitaron.

También hay que escuchar la estupidez que las propiedades se desvalorizan con la vuelta de San Lorenzo. ¡Mentira! , si viviera Arturo Jauretche escribiría otro libro de Zonceras, la desvalorización de propiedades llegó a Avenida La Plata al 1700 y alrededores, con la instalación de ese mall de ruta que está hace 25 años, que rompió y destruyó toda la parte comercial del barrio, sometiéndolo a un estancamiento total, la zona se ha puesto insegura después de las 20. A todos los que se llenan la boca de los otros “grandes” países, les pregunto si en las ciudades se permiten instalar este tipo de supermercados. Rotundamente no. Esto desvalorizó las propiedades. Lo que viene con San Lorenzo las revalorizará. 

Con la Vuelta de San Lorenzo, volverán a caminar las 4.000 o 5000 personas por día que desarrollan actividades deportivas y culturales en el Club, esta gente demandará comercios, cafés, bares, crecimiento comercial y mucho más. San Lorenzo le agregará seguridad a la zona como valor agregado, ya sea por iluminación y por poner a disposición del barrio la seguridad necesaria. Con la Vuelta de San Lorenzo llegará una Escuela de Nivel Inicial, un Centro de Salud, espacio público para el vecino, área comercial, además de sus usos históricos. 

Los vecinos se beneficiarán con toda la oferta deportiva y cultural y porque no con un futuro cambio de zonificación que aumentará largamente los valores de sus propiedades. Serán 4 horas de multitudes, 19 domingos al año, más 346 días lleno de vida un barrio detenido en el tiempo. Es fácil para los interesado$ comunicadores plantear que a un estadio de fútbol asisten bestias asesinas, cuando la enorme mayoría es la misma gente que nos rodea. 

En más de 100 años de fútbol argentino ¿Cuántas casas lindantes a las canchas han sido saqueadas por los supuestos bárbaros?. Si la estadística es negativa que algún legislador de la Ciudad de Buenos Aires proponga un proyecto para que todas las canchas de la Capital, sean trasladadas a algún desierto. Y la pregunta a estos comunicadores les digo, los vecinos del Bajo Flores donde San Lorenzo tiene su estadio, ¿Son de segunda clase?, porque no escuché a ningún periodista y/o Legislador que se oponga a la construcción del Pedro Bidegain por los vecinos.

 San Lorenzo hoy va por la recuperación de la tierra, pero a no olvidarse de quien nos quitó Club y Estadio, el personaje en cuestión mientras nos coaccionaba y apretaba para que el Gasómetro no exista más, su gobierno le remodelaba con la plata de los vecinos sus estadios para 1978. Ojalá ningún supuesto vecino que se opone a la justicia que necesita nuestro Club, nunca tenga que vivir personalmente un saqueo del Estado Municipal como le sucedió a San Lorenzo.

Adolfo Res  
(Miembro de la Subcomisión del Hincha)

No hay comentarios:

Publicar un comentario