2 de dic. de 2011

El "Gasómetro" más presente que nunca


por Prensa SCH CASLA 

El Gasómetro fue el primer estadio del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, y hoy 32 años después que se disputó el último partido, esta más presente que nunca, gracias al esfuerzo de la gente, al trabajo incansable, perseverante de la Subcomisión del Hincha y al Proyecto de Ley de Restitución Histórica, presentada en la Legislatura Porteña el 11 de Noviembre de 2010, donde avanza firmemente para devolver al club sus tierras donde estuvo afincado durante 66 años.

El "Templo del deporte Argentino" como también se lo denominaba, se situaba en el barrio de Boedo, sobre la Avenida La Plata entre las calles Inclán y Las Casas. Fue inaugurado en 1916 en un partido oficial frente a Estudiantes de La Plata, que ganó San Lorenzo por 2 a 1.
Se lo conoció popularmente con ese nombre, debido al parecido que tenía su estructura exterior con los gigantescos depósitos de gas licuado, conocidos como gasómetros, que funcionaban en aquella época. Previo a su construcción, existió en ese lugar una chacra perteneciente al colegio María Auxiliadora y a la familia Onetto, y el gasómetro más cercano estaba en la calle Maza, que en aquel entonces se llamaba Adolfo Berro.

En 1929 se jugó allí el Campeonato Sudamericano, con las obras aún sin terminar; por esa razón, a pesar de tener tribunas altas, todavía no tenía esa estructura final, que recién adquirió en 1930, cuando se finalizaron las obras gracias a su presidente Pedro Biudegain.
El estadio nunca tuvo nombre oficial y tampoco jamás "El Gasómetro" fue un nombre establecido oficialmente, pero se ganó un lugar en la memoria futbolera argentina y de los hinchas azulgranas.

La Municipalidad de Buenos Aires, a cargo del brigadier Osvaldo Cacciatore (intendente porteño durante la dictadura militar), alegando que se tenía que hacer una reordenación urbana (apertura de las calles Muñiz y Salcedo) y que se construirían viviendas, dictaría allá, por el año 1979 una ley con tal fin. Esta ley que sería un eslabón más en la marcha hacia la apropiación de esos terrenos por parte del Estado, prohibía expresamente la construcción de supermercados, cosa que finalmente sucedió en esos terrenos que pertenecieron al mítico estadio, engañando a unos para beneficios de otros.

Es así que el Gasómetro, el “Wembley porteño” (capacidad para 75.000 espectadores, estadio con muchas historias, y no todas estrictamente futbolísticas) cerró sus puertas el 2 de diciembre de 1979, luego de un empate, en 0 con Boca.

Una sociedad fantasma, constituida pocos días antes de la venta, pagaría al club unos escasos 900.000 dólares. Con el pasar de los años nada se hizo, no se realizó tal reordenación, ni se construyeron las viviendas prometidas. Hacia 1983 una ordenanza anulaba la prohibición de establecer supermercados en el lugar por lo que esos terrenos se vendieron a Carrefour por ocho millones de dólares.

San Lorenzo ya estaba sin hogar y pasaba por sus peores momentos. Vivió un descenso que quedó para la historia ya que fue el pueblo azulgrana el que hizo renacer de las cenizas al club, batiendo récords de entradas, y dejando también el mejor paso de un equipo por el descenso. Esos hinchas vivieron un intenso peregrinaje por canchas alquiladas hasta el 93´, año en que se construyó el Estadio Pedro Bidegaín más conocido como "Nuevo Gasómetro", estadio que albergó cinco nuevos títulos (Clausura 1995, 2001 y 2007, la Copa Mercosur y la Sudamericana) que se sumaban a la vitrina (era amateur: 1923,1924 y 1927; era profesional: 1933,1936,1946,1959, metropolitano 1968 y 1972, nacional 1972 y 1974) de la institución.                                                                                                   

El Gasómetro estaba construido con graderías de madera sobre estructura de hierro, con capacidad para unos 60.000 espectadores. Allí se vieron grandes hazañas futbolísticas. En ese lugar fueron locales el asombroso Isidro Lángara, el trío compuesto por Farro, Pontoni y Martino, Los Carasucias y otras queridas figuras sanlorencistas.

Dentro de sus instalaciones se montaba el escenario donde actuaban las famosas orquestas de tango y jazz y otras atracciones de los populosos bailes de carnaval.

El último partido que se jugó allí fue un empate sin goles entre San Lorenzo y Boca Juniors,  en diciembre de 1979. Tras unos años de litigio, se lo desmontó en 1982.

Por allí pasaron miles y miles de sanlorencistas y vecinos que disfrutaron partidos de fútbol, cultura y  fueron testigos de uno de los más grandes logros, la formación de generaciones de argentinos que no olvidan sus raices, identidad y pertenencia.

Hoy 32 años despues de ver rodar por última vez un balon sobre su cesped, el "Gasometro" está más presente que nunca y lo recordamos con amor y pasión. 

Hoy su gente que lo extraña y añora, va en busca de la recuperación, va en busca de la Restitucion, va en busca de ver nuevamente erguido allí, en Av. La Plata al 1700, al querido Gasometro. De todos nosotros depende. 

Allá vamos, por que Avenida La Plata nos espera !!! 
-------------------------------------------------

HOMENAJE AL GASÓMETRO

Este viernes 2 de Diciembre de 2011 a las 19,30 hs con motivo de cumplirse 32 años del último cotejo disputado en el Gasómetro, la Subcomisión del Hincha CASLA efectuará en la "Casa de la Cultura Sanlorencista" ubicada en José Mármol 1691 del barrio de Boedo, un acto en tributo al "Templo del Deporte Argentino".

En el marco del recuerdo de la gloria vivida en Avenida La Plata al 1700, los integrantes del Comité Estratégico Adolfo Res y Daniel Peso comentarán pormenores sobre la marcha del Proyecto de Restitución Histórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada