12 jul. 2011

A una semana del 5 de julio de 2011


¡QUÉ NOCHE!

por Adolfo Res

Fue memorable, una tarde-noche de corazones calientes, con los sueños más intactos que nunca, con la esperanza de reencontrarnos con nuestra historia gloriosa.

El Martes 5 de julio del 2011, el Pueblo Azulgrana volvió a realizar una nueva gesta, más de 40.000 personas demostraron genuino amor por los colores y estar presente por la causa más importante de nuestra historia contemporánea.

Como sucedió el 12 de abril último, el centro porteño se vistió con los colores que eligió el Padre Lorenzo Massa para nuestro Club nuevamente el 5 de Julio, distintas generaciones de hinchas abrazados a los sueños comunes nos reunimos para pedir justicia con nuestro reclamo, para decirle al mundo que necesitamos la Restitución Histórica para San Lorenzo de Almagro.

Por momentos sentí personalmente meterme en el túnel del tiempo y recordar tiempos de mi niñez y adolescencia en ese mágico Gasómetro, tanto arriba de los tablones como debajo de los mismos, entonces recordé memorables tardes junto a mi viejo, en ese templo que de pronto nos arrancaron.

Aquella noche del 5 de julio de 2011 mezcló sensaciones en los 40.000 que vinieron a apoyar el Proyecto, los más grandes buscando no irse de este mundo sin volverlo a tener, los más chicos para reconstruir esa gloria de sus antepasados en el lugar donde está su identidad.

El 5 de Julio debería ser una fecha para que  agenden los Legisladores en la Ciudad de Buenos Aires, (como existe el “Dia del Dirigente Deportivo”) como el “Día del Hincha del Fútbol”, es que tanto compromiso por un sentimiento genuino como lo es esta causa que hoy pelea el Pueblo Azulgrana no tiene antecedentes en la historia del Deporte Argentino.

Las palabras de los distintos Legisladores de los distintos sectores presagian el final que todos queremos. El acto mostró el sentimiento constante de la multitud presente, fue una noche con emociones constantes con gente llorando arriba y abajo en el escenario, las palabras del Presidente Carlos Abdo para la memoria del “Nano” Arean, las palabras de Claudio De Simone y Daniel Peso, la presencia de glorias grandes de San Lorenzo como el “Sapo” Villar,  el “Gringo” Scotta, el ”Nene” Sanfilippo, Alberto Rendo y Victorio Cocco generaron nostalgia en los que tuvimos la suerte de verlos jugar y la presencia de lo más importante que tuvimos siempre, la gente, esa que es capaz de hacer resurgir de las cenizas a nuestro Club, esa que peleó siempre, la que devolvió el equipo a primera, esa que se quedó sin cancha y construyó otra esa que nos devolverá a la vieja Avenida La Plata para poner a San Lorenzo definitivamente de pie.

Un párrafo aparte para los anónimos compañeros de la Subcomisión del Hincha, esos que siempre están en todos los detalles, cuando se terminó el acto que no tuvo un solo incidente, cuando Diagonal Sur y Perú ya habían sido testigo de la multitud, ellos que garantizaron la seguridad, ellos que colaboraron con el desarmado del escenario y guardaron las vallas, se fueron una vez más a sus casas con el deber cumplido por nuestro San Lorenzo.

Por ello digo, por todo lo vivido, por toda la emoción, por todas las ilusiones de regreso, la noche del 5 de julio ¡Que Noche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario