Archivos Fideicomiso

10 nov. 2011

Está cerca el tiempo victorioso



por Adolfo Res

Hace  un año, el 11 de Noviembre pasado empezábamos a transitar en la Legislatura Porteña, el Proyecto de Restitución Histórica para San Lorenzo de Almagro.Hace un año se terminaba un tiempo de adoctrinamiento y convencimiento de la necesidad de recuperar el espacio que ocupó el Gasómetro.

La historia marcó el quiebre el 11 de Noviembre del 2010, porque un grupo de fundamentalistas de San Lorenzo fue al frente para reclamar lo que nos quitaron y para pelear en el ámbito donde se pueden cambiar las cosas.

Recuerdo esta fecha con una emoción enorme, con una previa al entrar a la Legislatura junto a los compañeros de la Subcomisión del Hincha que nunca olvidaré, porque sabíamos que nos jugábamos la patriada más grande de las últimas décadas del Club.

Al casi cumplirse un año del proyecto en la Legislatura, es importante preguntarse donde estamos hoy parados de cara al futuro y donde estábamos antes del 11 de Noviembre del 2010.
Valorar lo realizado hasta hoy es una obligación de todo Sanlorencista de buena fe, es que este año de lucha ha sido formidable, porque la causa está en un lugar de donde no regresará nunca más, la sociedad mayoritariamente luego de las marchas multitudinarias del Pueblo Azulgrana ( la clave del triunfo final) sabe que el Club Atlético San Lorenzo de Almagro ha sido dañado por la última dictadura militar.

Pero no solo la sociedad lo entendió, también la Legislatura Porteña después de los discursos que todos los bloques políticos dieron el 8 de Septiembre último cuando quedó conformada la Comisión Especial.
Como me expresé el 25 de Noviembre en la primera marcha a la Legislatura, el camino a transitar sería largo y difícil, pero con la capacidad movilizadora del Pueblo Azulgrana y su presencia en las calles, las posibilidades del regreso serían reales. Un año después quedaron ratificadas aquellas palabras mías, hoy sigo sosteniendo con mucho más énfasis esta proclama, que nuestro Proyecto esté en la calle permanentemente, en los talleres, en las facultades, en los bares, en las oficinas en todos lados y que el 8 de Marzo pongamos más de 100.000 almas en la Legislatura.

Ahí  todos debemos estar presentes, afirmando nuestro reclamo, ahí todos pediremos por lo nuestro, sabiendo que nos acompañarán desde arriba nuestros fundadores y nuestros seres queridos, el 8 de Marzo la ciudad se vestirá con los colores azul y grana.

Ha pasado un año de lucha, de jugadas de ajedrez, de hablar con todo el mundo y escuchar atentamente todo dentro de la Legislatura. Cada paso dado fue siempre muy pensado, cada diálogo y discusión dentro del ámbito parlamentario estuvo ligado a nuestros sueños y convicciones claras, sabiendo que peleamos por lo que más queremos nuestro querido Club.

Ha sido un año luchando por todo lo que necesitamos recuperar, fue un año que terminó desembocando en esta reunión del último viernes 4 de Noviembre, logrando que quienes formamos parte del pueblo sanlorencista, podamos decirle a los representantes de la empresa Carrefour, lo que sentimos y deseamos, pero por sobre todas las cosas explicarles que San Lorenzo vuelve o vuelve al lugar del que fue expulsado.
La cosa no pasa por amenaza alguna, la cosa pasa porque esta causa no se puede detener en el marco de la Democracia, nadie se puede hacer el distraído, queremos el consenso con la Empresa y el Gobierno de la Ciudad, pero exigimos justicia y la reivindicación histórica total.

La reunión del 4 de Noviembre fue muy positiva, pero el año que viene será el tiempo de las definiciones y Avenida La Plata al 1700, no puede imaginarse en el futuro sin San Lorenzo, la lucha seguirá siendo la clave y como dice la letra de Pablo Neruda “El Pueblo Victorioso” que transformó en canción Víctor Heredia: “Pero está cerca el tiempo victorioso” Y el pueblo llene las calles vacías con sus frescas y firmes dimensiones” “Aquí está mi ternura para entonces, la conoceis……No tengo otra bandera”. Hace un año decidimos los sanlorencistas recuperar lo que nos quitaron, ya es hora de volver a casa. El 8 de Marzo copemos con más de 100.000 almas el centro porteño, por la vuelta a nuestro lugar, entonces cuando llegue ese tiempo victorioso se habrá reparado la injusticia más grande que sufrió el Deporte Argentino, como fue borrar del mapa un emblema del culto popular como el Gasómetro de Avenida La Plata.

Que se haga justicia.

1 comentario: