4 mar. 2011

Por las calles del Tiempo

Av. La Plata en tiempos del Gasómetro

El hombre buscó en su viejo ropero el mejor traje, ese que había comprado en 1975 en la sastrería  Modart, luego de abotonarse la camisa con su corbata a rayas horizontales azules y rojas, se calzó el traje gris y los zapatos negros “ petiteros” bien brillosos, se engominó y salió de su casa por Avenida Garay, haciendo el mismo trayecto que tantas tardes y noches había hecho en su vida y del cual ya se había desacostumbrado.
Al llegar hasta Avenida La Plata siguió hasta Avelino Diaz, se apoyó sobre una valla que separaba al público del paso de las Murgas y miró fijo el escenario montado con la foto gigante de Sandro, él con su rostro de felicidad miraba fijo al horizonte, aunque en realidad su visión estaba en otro lado, de pronto viajó con su imaginación a 1940 cuando a los 20 años recién cumplidos pudo disfrutar en los Carnavales de San Lorenzo a su ídolo musical: Hugo del Carril, en la emoción de su recuerdo, escuchó a una joven mujer de nomás de 25 años que lo trajo a la realidad preguntándole...

- Abuelo ¿ Quiere sentarse?, Roberto ( así se llamaba el veterano) giró su cabeza y la miró sonriente mientras escuchaba  de fondo la voz tanguera de Alberto Miranda y le contestó
– No señorita muchas gracias, estoy bien así, me fui por las calles del tiempo.
-    ¿Eso que significa? Le preguntó la señorita
-    Es que tengo tantos recuerdos de este lugar, yo ví de pibe jugar a Diego García y debutar en esta cancha a Lángara y Zubieta, y por momentos me parece ver el Gasómetro repleto, sabe: también disfruté   al “Maestro” Pontoni ¡Que jugador era René!, pero mira……vos queres ver seguro a “Los Chiflados de Boedo” y yo te entretengo con cosas que se fueron.
-    Pero no abuelo yo soy enferma de San Lorenzo y me encantan estas historias de este lugar, donde algún día volveremos.
-    ¿En serio me decís eso? ¡Que lindo sería!¿ Sabes una cosa? Yo practiqué Boxeo con Luisito Galtieri aquí, y mi viejo fue amigo del mejor Dirigente que tuvimos después de Bidegain, José Brizuela ¡ Que tipo derecho! Era un sanlorencista empedernido.
-    Nunca lo escuche nombrar dijo la joven de nombre Soledad
-    Fue Vicepresidente de Enrique Pinto, fue docente de escuela primaria, un tipo derecho…. pero que linda noche esta ¡Volvieron los Carnavales en San Lorenzo!, como canta ese pibe afirmaba Roberto mientras miraba al escenario. Pero en serio podemos estar otra vez acá
-    Claro que si Abuelo….. hay gente que trabaja por este sueño, están siempre realizando actividades aquí en nuestro barrio
-    ¿Vos vivís por acá?
-    No,  yo vivo en Nuñez, pero este es nuestro barrio, el de todos los sanlorencistas, vivan donde vivan este es el corazón de San Lorenzo y aquí estamos en la lucha por el regreso.
-    Que lindo escuchar esto, en los próximos días cumplo 90 años y este sueño que me comentas cerraría la herida que nunca se pudo cicatrizar.
-    ¡ Vamos a volver! Estoy segura.
-    Ojala, yo lo festejaré desde el cielo, porque desde hace años es como que no se lo que pasa acá, y me meto por las calles del tiempo y entonces vienen los grandes recuerdos de ese San Lorenzo que tanto extraño. Lo que daría por volverlo a ver otra vez acá. Mira, no se tu nombre.
-    Soledad
-    Soledad, yo nunca actué en la parte política del Club, pero hasta hoy me sigo preguntando donde estaba yo cuando esto se cerró. Te digo más cuando el otro día vi los carteles anunciando los Carnavales 2010 en San Lorenzo pensé que se trataba de una broma, pero veo esto y me emociono de verdad, es maravilloso ver tanta gente hoy en Avenida La Plata.
-    Los ojos de Roberto se humedecieron y las lágrimas se transformaron en gotas grandes, entonces  Soledad  se acercó y lo abrazó al abuelo y lloraron juntos, dos generaciones de “Cuervos” con los mismos sentimientos se emocionaron uno por lo que vivió en el Gasómetro, la otra por lo que vivirá cuando el regreso sea una realidad.
-    La noche del Carnaval terminó, son la una de la mañana Roberto se va a su casa con su tranco lento hacia Garay, para él fue un volver a vivir aunque seguramente mañana su imaginación viajará por las calles del tiempo para volver a revivir un gol de Rinaldo Martino o de Mario Papa, Soledad junto a sus amigas busca el colectivo 15 para viajar hasta Nuñez, con un juramento tácito, trabajar por la Vuelta a Avenida La Plata, por la memoria de sus antepasados y por todos los Roberto que miraron los Carnavales 2010 desde el cielo y sueñan con la vuelta del Gasómetro a su lugar.

Adolfo Res

No hay comentarios:

Publicar un comentario