Archivos Fideicomiso

17 jul. 2014

Amor por la Vuelta a Boedo


Susana Vessani es sin dudas un ejemplo de amor incondicional por San Lorenzo de Almagro. Hace más de 20 meses que está desocupada, lamentablemente la empresa en la cual trabajaba tomó la decisión de despedirla debido a una reestructuración.

Desde entonces, Susana ha tenido que sobrevivir con el dinero de la indemnización y haciendo “changas” mensuales, y esa plata apenas le alcanza para pagar su alquiler y alimento diario. Sin embargo, un día tomó la decisión de hacer un esfuerzo extra. Impulsada por el amor a los colores y su firme deseo de volver a Boedo se propuso aportar un metro cuadrado en 12 cuotas de $ 240. “Estoy desocupada pero no podía fallarle al club de mis amores”, dijo emocionada en los micrófonos de “San Lorenzo Eterno”, el programa radial de la vuelta a Boedo que se emite todos los martes de 20 a 21 por Radio Génesis.

“Cuando vi que se me escapaba la oportunidad de ayudar para la vuelta, que es mi sueño, decidí aportar un metro cuadrado aun estando sin trabajo. Si hubiese tenido trabajo seguro hubiera aportado más. No le podía fallar a mi San Lorenzo, me tiré de cabeza a la pileta más allá de mi situación laboral y no me arrepiento para nada de lo que hice, me siento orgullosa”, contó Susana mientras su voz se sentía temblorosa entre sus nervios y emoción.

Sin embargo, su amor y fanatismo por el Ciclón no terminan ahí. Susana, además, fue siempre abonada visitante y acompañaba a San Lorenzo a todas las canchas en donde jugara. “Al Ciclón lo seguí por todos lados, Mendoza, Catamarca, Rosario, Santa fe, etc. Lamentablemente en la Copa Libertadores no pude ir a ningún partido, porque continúo sin trabajo, pero desde casa sigo alentando igualmente.  Guardo todo, los dos últimos carnets de abonada visitante y la entrada de la Final por la Copa Argentina jugada en Catamarca y la carta que me mandó la SCH cuando me inscribí en el Fideicomiso”, expresó.

Para cerrar la entrevista, no se guardó su enojo para con aquellos sanlorencistas que parecen mirar para otro lado a la hora de aportar un metro cuadrado: “Me da bronca que en la cancha la gente cante “vamos a volver” y luego no aporte. Muchos tienen trabajo y podrían aportar aunque sea 1 m2. Las cuotas son muy accesibles. ¡Todos pueden aportar!”

Susana continúa en su pelea diaria por conseguir trabajo. Ojala pronto pueda encontrar esa posibilidad. Quien dice que algún hermano cuervo leyendo esta nota acerca de una HINCHA con todas las letras, pudiera ayudarla tal vez. Su Twitter para contactarla es @CUERVA_SU

Otro claro ejemplo de que “querer es poder”.  Amor por la Vuelta a Boedo.

Prensa SCH CASLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario