Archivos Fideicomiso

12 jun. 2014

La primer tribuna en Avenida La Plata


Las declaraciones que efectué la semana anterior, sobre que el dinero de la venta de Ángel Correa vaya a la construcción de la primer tribuna en Avenida La Plata, levantó lógicamente distintos tipos de comentarios. En muchos casos desde el desconocimiento, otros, desde esa mirada anti-vuelta que por suerte en la actualidad es una gran minoría y también la tradicional mirada conservadora de otros, repitiendo como loros el mensaje que durante la década infame de San Lorenzo, entre el 2001 y el 2010 escuchamos reiteradamente, todo hay que hacerlo más adelante o cuando supuestamente estemos mejor económicamente, lo que significaría en esa concepción nunca.

 Pero estas declaraciones que formulé, no son ni políticas ni expresiones de deseo, están más cercanas a la realidad de los que muchos aduladores del poder de turno creen. El anexo tercero del proyecto, firmado el último 4 de abril entre el Club Atlético San Lorenzo de Almagro y la empresa Carrefour, expresa claramente que nuestra Institución deberá construir un mínimo de 800 cocheras con acceso vehicular por Avenida La Plata y que en dicha etapa comenzaría a construir una de las cabeceras del Estadio en la superficie donde actualmente se encuentran las cocheras del hipermercado.

San Lorenzo, a lo largo de sus 106 años de existencia, lamentablemente no ha llevado una política constante del crecimiento permanente en obras, sobre todo después de los cincuenta años de vida. Tuvo un tiempo de grandes realizaciones entre 1908 y 1950, después la politiquería, la inoperancia y la corrupción fueron parte de la mayoría de los mandatos que sucedieron a él período dorado mencionado.

En 1916, con mucho esfuerzo, se logró inaugurar lo que se denominó el "Campo de Deportes en Avenida La Plata al 1674", con su tribunita y vestuarios. En el período 1929- 1930 bajo el mandato de Pedro Bidegain se efectuó la gran ampliación del Gasómetro para transformarlo en el mejor estadio del país, además se construyeron el Edificio Social con el Salón de Fiestas y Confitería, el Salón de sesiones de Comisión Directiva, vestuarios, 3 canchas de tenis, una cancha de basquétbol de polvo de ladrillo, y la pista de patín de 550 metros cuadrados.

Finalizadas estas obras, el Ciclón -con 15.616 asociados- y River, se transformaron en los clubes con más socios del país, duplicando a los otros 3 grandes. Quince años después, en noviembre de 1945, bendecidas las construcciones por el Padre Lorenzo Massa y de la mano del gran presidente Enrique Pinto, se conformó un club extraordinario con las obras que hicieron de San Lorenzo un club ejemplar para toda Latinoamérica. Se construyó un natatorio magistral, el polígono de tiro, las canchas de bowling, el gimnasio de pesas y boxeo, las canchas de pelota-paleta y lujosos vestuarios para los socios.

En 1945 San Lorenzo es un club que es envidiado por sus pares, con 33.489 es la institución con más socios del país. Cinco años después bajo el mandato del presidente Emilio Bernat, San Lorenzo inaugura el 27 de diciembre de 1950, el mítico Gimnasio General San Martín, una espacio extraordinario, donde el Ciclón reafirmó grandeza en las disciplinas deportivas y en las manifestaciones culturales.

Después del Salón San Martín, la decadencia, la politiquería, la runfla, la mentira, las adulaciones al poder, de turno, la venta de humo, el curro, los supuestos campeonatos económicos, solo una obra de enorme envergadura en los últimos 65 años. El Estadio Pedro Bidegain, un sueño cumplido después de 14 años de gitaneo institucional, dentro de la decadencia de tantas décadas.

Tanta pobreza intelectual y mental, que en la primera década de este milenio, el presidente de San Lorenzo de ese momento cortó una cinta por la inauguración de un baño en la Platea Sur.

Hoy estamos ante una posibilidad histórica con la Vuelta Total a Avenida La Plata, a todo sanlorencista, el pedido que vayamos al frente con nuestros sueños, no engrosemos la lista de tanta mediocridad institucional, vayamos por el camino de la trascendencia con las obras que nos perpetúe a esta generación de hinchas del Ciclón con el regreso total a nuestro lugar en el mundo en el menor tiempo posible.

Adolfo Res
(Historiador del CLUB ATLÉTICO SAN LORENZO DE ALMAGRO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario