Archivos Fideicomiso

11 mar. 2014

La vida por San Lorenzo

“No lo lamento por mi, sino por mi club que necesita de mis esfuerzos para escalar los puestos que faltan para colocarse San Lorenzo a la cabeza del campeonato, con las tribunas que hemos construido somos el mejor club de Buenos Aires” (Jacobo Urso).

"Poner todo en la cancha" y " hay que dejar la vida" son frases conocidas y repetidas por los hinchas en cada partido de sus equipos. Son los de San Lorenzo quienes van más allá de las palabras y recuerdan el caso de su jugador emblema, Jacobo Urso.

En la tarde del 30 de julio de 1922, San Lorenzo enfrentó por la 13° fecha al Club Atlético Estudiantes de Buenos Aires en cancha del Club Palermo. A los diez minutos del segundo tiempo, con el marcado cero a cero, Jacobo Urso fue a disputar una pelota en el medio campo y chocó en forma brutal contra dos rivales, Comolli y Van Kammenade.

La medida lógica era abandonar, dejar el campo. Sus compañeros y el entrenador insistieron para que se retirara de la cancha pero Urso se sintió capaz de continuar,solo aceptó un grueso pañuelo para morder y así soportar el dolor.

A la media hora del segundo tiempo llegó hasta fondo de la cancha, el pañuelo en su boca estaba completamente rojo, y con lo último, alcanzó a meter el centro del gol que, a posteriori, le daria el triunfo a San Lorenzo por 1 a 0.

Antes de terminar el partido, Urso se desmayó y quedó tendido en el suelo. Una costilla rota le había perforado uno de sus riñones. 

Fue internado en el Hospital Ramos Mejía y operado en dos oportunidades. Fallecíó una semana más tarde, el 6 de agosto de 1922 a las 18:05.

El chico nacido en la ciudad de Dolores tuvo los honores que se les rinden a los grandes: su féretro desfiló por el Gasómetro, su campo de batalla final. En la despedida lo acompañaron los integrantes del equipo de San Lorenzo, la Selección de Checoslovaquia que estaba de visita en el país y más de 7000 simpatizantes que lo siguieron hasta el cementerio del Oeste (actual cementerio de la Chacarita).

En su memoria, la Sub Comisión del Hincha del Club Atlético San Lorenzo de Almagro entrega cada año los premios Jaboco Urso a los deportistas azulgranas más esforzados de cada disciplina.

A 100 años de su llegada al club de Boedo, el cortometraje producido por Balcánica Films con la colaboración del sitio web San Lorenzo TV y el Grupo Artístico de Boedo, resulta un nuevo homenaje a su figura y relaciona la lucha del jugador con la del pueblo sanlorencista por la Vuelta total a Boedo.

Como expresara Adolfo Res, incluso antes de la aprobación de la ley de Restitución Histórica: "Seguramente en un futuro llegará el más grande de los homenajes, cuando un sector de plateas en el nuevo estadio de Avenida La Plata vuelva a llevar el nombre de Jacobo Urso".

Prensa Comisón Restitución Histórica

No hay comentarios:

Publicar un comentario