Archivos Fideicomiso

14 feb. 2014

Por una Asamblea en Avenida La Plata




“Hay que perder el sentido de Boedo, ese es el mal del dirigente de San Lorenzo y yo quizás porque no soy del barrio, lo puedo apreciar claramente desde afuera. San Lorenzo no es más de Boedo, no nos podemos quedar aquí” - Fernando de Baldrich (1978)-

Estas palabras que reproducía la Revista “El Ciclón” del Teniente Coronel  presidente de San Lorenzo entre 1975 y 1978, mostraban una idea de desboedizar  a nuestra institución, con una mirada corta y perversa comenzaba a nacer la pérdida de pertenencia de nuestro Club.

Lo que indudablemente se buscaba en aquellos negros años de nuestro país, era cortar las arterias de aquella Institución pujante que partían de Boedo al mundo. De ese Club orgullosamente de barrio se llegó a la cúspide del deporte argentino y San Lorenzo trascendió fronteras dejando una lección de fútbol en aquellas dos giras europeas de 1946-1947 y 1949-1950, que aún a más de seis décadas los testigos vivientes y la prensa especializada menciona.

San Lorenzo en Avenida La Plata, se transformó en una Institución poderosa en todos los ámbitos existentes, en lo futbolístico, en lo deportivo y en lo cultural. Ese apogeo hasta fines de los cincuenta con buena inercia hasta principios de los setenta, comenzó a transitar un camino sin retorno, por acciones concretas  y acordes a las declaraciones como las mencionadas en el comienzo de este artículo.
No solo fue el pensamiento del Teniente Coronel de Baldrich, sino de una clase decadente política del Club que traicionó  los fundamentos morales que nos dejaron quienes forjaron una enorme Institución en los primeros 50 años de vida de San Lorenzo.

Desboedizar San Lorenzo fue un error inadmisible para nuestra historia, y los hechos han quedado en evidencia en estos 35 años.

El Club fue perdiendo identidad, dejando a San Lorenzo prácticamente a la deriva en casi todas las áreas deportivas y culturales. Con el final del Gasómetro se fueron de la Institución numerosas manifestaciones federadas, mientras otras de las que se siguieron practicando se desafiliaron  de sus respectivas Federaciones.

Con el nacimiento de la Subcomisión del Hincha, volvieron al corazón de San Lorenzo actividades culturales, sociales y deportivas. La relación San Lorenzo-Boedo se ha restablecido en estos últimos años con las actividades de la Casa de la Cultura Sanlorencista, Maratones, Apoyo escolar gratuito, Carnavales, y la relación escuelas del barrio- Subcomisión del Hincha.

Pero también es importante resaltar el apoyo de la conducción de San Lorenzo a la hora del trabajo desde la Subcomisión de Derechos Humanos, la parte de los Departamentos Culturales y  el acompañamiento para que San Lorenzo después de más de tres décadas vuelva a formar parte de la Federación Argentina de Lucha, así como la posibilidad de volver a ingresar a la Federación Argentina de Atletismo después de muchos años. 

Queda la mayor deuda a cumplir con nuestros fundadores, volver definitivamente al corazón de nuestra historia, terminar con más de tres décadas de un San Lorenzo des-Boeidizado, todos los días por el futuro  venturoso y el pasado glorioso necesitamos dar pasos para el regreso. Esperamos el acuerdo definitivo el próximo mes, necesitamos la entrega del  Carnet de Socio Refundador para quienes ya tienen ese tremendo orgullo, necesitamos que la próxima Asamblea de Socios del Club (son 60 los Asambleístas elegidos por el voto popular) se desarrolle en Avenida La Plata. 

Que esta Asamblea, lleve por primera vez un nombre propio  “RESTITUCIÓN HISTÓRICA”, porque la última en el Gasómetro fue hace 32 años y fue trágica, y esta Asamblea podrá ser histórica porque será en nuestro lugar en el mundo, nada más, ni nada menos.

Adolfo Res 
( Miembro Subcomisión del Hincha)

No hay comentarios:

Publicar un comentario