Archivos Fideicomiso

11 nov. 2013

A 3 años de la presentación del proyecto de Restitución Histórica


11 de Noviembre de 2010, un día histórico para San Lorenzo

Durante muchos años (desde 1998) trabajamos seriamente en la instalación del tema del regreso de San Lorenzo a Avenida La Plata, charlas, debates, posiciones encontradas entre socios del Club y la búsqueda de muchas formas para adquirir el predio desde la Institución y hasta también la posibilidad que los hinchas compremos el hipermercado fue parte de nuestros sueños.

Una proposición que recuerdo haber hecho allá por el año 2008, era que si el 20% de los hinchas de San Lorenzo de todo el mundo poníamospor única vez doscientos pesos comprábamos Carrefour, este artículo que se publicó en el sitio partidario Mundo Azulgrana lo levantó la revista “El Gráfico”.

Tantas ilusiones, sueños y luchas, tomaron definitivamente color con la presentación del Proyecto de Restitución Histórica en la Legislatura Porteña.

En el mes de septiembre de 2010, nos reunimos con Abel Fatala y Juan Manuel  Alemany para empezar a armar la parte técnica del proyecto, donde también colaboró Manuel Ludueña.

Luego preparé los fundamentos, que no fueron otros que lo que siempre expresé en cada acto público, charla de historia o desde los micrófonos de mi programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre”

El 11 de noviembre de 2010 viví una de las emociones personales más grandes en lo referente a nuestro San Lorenzo, porque hice la  presentación de este proyecto como socio del Club junto a los compañeros de la Subcomisión del Hincha, que puso definitivamente de pie este reclamo legítimo que hace San Lorenzo de Almagro.

Esta fecha histórica fue la clave de este movimiento extraordinario que generó todo el pueblo sanlorencista, ya que a partir de este día, la sociedad toda comenzó a entender lo que mayoritariamente ignoraba: San Lorenzo fue dañado por el Gobierno Municipal y Nacional durante la última dictadura militar.

Aquel 11 de noviembre empezó muy temprano para los miembros de la Subcomisión del Hincha, nos reunimos en la casa del tesorero de la SCH, para terminar de armar las 60 carpetas con el proyecto (en dicho lugar nació el nombre de Restitución Histórica) para entregarles a cada uno de los sesenta Legisladores para que lo conocieran y estudiaran.

De ahí junto a los compañeros fuimos hasta una librería de la calle Puan (a metros de la Facultad de Filosofía y Letras) donde hicimos las copias del proyecto y en plena calle sobre un banco introdujimos las hojas en las carpetas. Luego partimos a la Legislatura Porteña donde en la confitería de la esquina (Los dos Cabildos) nos encontramos con todos los compañeros de la Subcomisión del Hincha, fue enorme la emoción que sentimos, porque nos abrazábamos entre todos, permanentemente, en algunos casos reiteradamente como si alguno de los muchachos recién hubiera llegado, estábamos a pocos minutos de entrar a la Legislatura a presentar uno de los sueños más queridos.

La esquina de Hipólito Yrigoyen y Perú estaba colmada de hinchas con las remeras de la Vuelta a Boedo, a quienes caminaban por dichas arterias no dejaba de sorprender que hacíamos en dicha esquina. Llegó Juan Manuel Alemany y nos dirigimos a la oficina de Mesa de Entrada donde se presentan los proyectos, junto a Claudio De Simone, Claudio Grappi, Aníbal López que grabó todo, además fueron testigos de la presentación los periodistas partidarios Mario Benigni y Cristian Paladino. Hubo algunas bromas con los empleados de dicha oficina, lo concreto fue que a las 15 horas teníamos el número de ingreso del Proyecto de Restitución Histórica 3283- P-2010.

Tras salir de la presentación del proyecto me dirigí a la oficina de Prensa de la Legislatura, donde expliqué a los distintos medios presentes (entre ellos Agencia Télam) qué estábamos reclamando. Algunos periodistas miraban con cara de asombro, cuando les nombraba la palabra expropiación, pero con las convicciones de siempre les explicaba todo con naturalidad. En ese mismo momento los compañeros de la Subcomisión del Hincha repartían las carpetas con el proyecto en los despachos de cada legislador, uno por uno.

A partir de ese momento junto a Daniel Peso compañero de la Subcomisión del Hincha nos instalamos en la Legislatura Porteña, aquel 11 de noviembre de 2010 sentí que ya había cumplido con ese amor incomparable llamado San Lorenzo, ese 11 de noviembre de 2010, teníamos cero voto y eran necesarios 40, luego llegaron las marchas, todas las decidimos con Claudio De Simone y el resto de los compañeros, todas las que proponíamos tenían un sentido estratégico, de presión, de apoyo, de levantarnos después de una traición, de afuera y adentro. Un año después, 34 Legisladores nos daban el sí, y él resto comenzaba a entender nuestro proyecto, fue algo loco y maravilloso.

Golpeamos puerta tras puerta, despacho por despacho, conocimos miserias, pero también compromiso, como el de Laura García Tuñón, Eduardo Epszteyn, y Bruno Screnci, más tarde el “Canca” Gullo y Virginia González Gass, todos estos nombres merecen nuestro agradecimiento eterno.

Pasaron 3 años de aquella jornada histórica, claro que cuando aquel 11 de noviembre de 2010 salí de la Legislatura pensé en aquel hombre que me transmitió esta pasión, pensé en aquel nombre que hace más de 26 años partió de este mundo y que desde donde esté me dio la fuerza para pelear por nuestro San Lorenzo. Claro que me hubiera gustado abrazarte querido viejo aquel día, que marcó a fuego la culminación de años de locura, peleando por la recuperación de lo nuestro. Pero seguro que a vos ese día querido viejo desde el cielo se te piantó un lagrimón. 

Adolfo Res
SCH CASLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario